Contacto.

Contacto: propanona@zoho.com
El contenido de este blog no cuenta con el control ni la corrección de ninguna institución educativa, pública o privada. Las publicaciones de este blog son hechas de manera independiente por el autor del mismo. El autor de desliga de toda responsabilidad por posibles consecuencias derivadas del uso de los contenidos de este blog.
Muchas gracias por su visita, por favor, comentar si encuentra links caídos, los mismos serán resubidos a la brevedad.
También pueden escribir un e-mail a propanona@zoho.com

martes, 20 de mayo de 2014

Extracción de las proteínas de la membrana plasmática.

¿Cómo podemos extraer las proteínas de la membrana plasmática? Con detergente.
Para la extracción de las proteínas de la membrana plasmática hay que desestabilizar interacciones entre la proteína y la membrana.
Para extraer proteínas transmembrana o proteínas ancladas a lípidos hay que desestabilizar las interacciones hidrofóbicas. En cambio para extraer proteínas periféricas, que ineractúan con otras proteínas o lípidos a través de cargas iónicas, entonces hay que desestabilizar las interacciones iónicas, y para esto hay que colocar la membrana en un tubo que tenga una concentración de KCl 1M (esto aumenta la fuerza iónica), así, la alta concentración de K+ desestabiliza la interacción entre los lípidos y las proteínas periféricas, entonces no se necesita detergente para estas proteínas.


Los detergentes disgregan la membrana plasmática. Los detergentes son micelas que cuando se van acercando a la membrana va intercalando las partículas de detergente con las partículas de la membrana para formar micelas un poco más grandes. De esta manera se pueden extraer las proteínas de la membrana.
Hay dos tipos de detergentes:


Los detergentes no iónicos no tienen carga, tienen polaridad pero no tienen carga neta. Disgregan la membrana pero la proteína la extraen en su conformación nativa: los detergentes no iónicos no desnaturalizan proteínas.


Acá vemos cómo los detergentes no iónicos pueden extraer de las membranas a las proteínas en su forma nativa. De acuerdo a la concentración de detergente que se agrega a un tubo de ensayo, podemos formar micelas o directamente extraer la proteína de la membrana.
Con detergentes no iónicos podemos extraer las proteínas de la membrana y medirles la actividad en un tubo de ensayo, porque la proteína se encuentra en su estado nativo, por lo tanto no pierde funcionalidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario