Contacto.

Contacto: propanona@zoho.com
El contenido de este blog no cuenta con el control ni la corrección de ninguna institución educativa, pública o privada. Las publicaciones de este blog son hechas de manera independiente por el autor del mismo. El autor de desliga de toda responsabilidad por posibles consecuencias derivadas del uso de los contenidos de este blog.
Muchas gracias por su visita, por favor, comentar si encuentra links caídos, los mismos serán resubidos a la brevedad.
También pueden escribir un e-mail a propanona@zoho.com

domingo, 9 de febrero de 2014

Modificaciones químicas en las proteínas.

Los aminoácidos que forman parte de una proteína pueden ser modificados.

Una vez que los aminoácidos se encuentran insertos en las proteínas pueden ser modificados. Si se modifica la estructura del aminoácido, por ejemplo, se acetila, fosforila o hidroxila, entonces cambia su estructura primaria, por ende cambia también la estructura terciaria. Entonces estas modificaciones contribuyen a regular la función de la proteína.

Esto es muy importante. Por ejemplo, la fosforilación/defosforilación es un mecanismo por el cual se regula la actividad proteica.


NOTA: Para que un aminoácido pueda ser fosforilado debe tener en su resto lateral un grupo -OH, es decir que serán fosforilados los aminoácidos: serina, treonina, tirosina e histidina.

Hay otras modificaciones muy importantes:

Lipidación: ayuda a la proteína a insertarse en una membrana. Es también una forma de regular la actividad, como en el tránsito vesicular, donde hay proteínas G pequeñas que tienen colas de ácidos grasos y cuando se exponen son capaces de insertarse en la membrana o en la vesícula que tiene que ser transportada o gemada.

Glucosilación: sólo se glucosilan los dominios exteriores o exoplasmáticos de las proteínas.

Ubicuitinización: H2N-Lys

Procesamientos:

– Enzimático-proteólisis.

– Zimógenos.

– Pre-EGF.

– Procaspasas.

Todas estas modificaciones afectan la estructura primaria y por lo tanto se modifica también la estructura secundaria, terciaria y cuaternaria, afectando así su función.

No hay comentarios:

Publicar un comentario